viernes, 18 de diciembre de 2009

Estimadxs todxs

Por ahora, lo que escriba lo reflejaré en el blog colectivo ProPolis.

Allí escribiré con algunos compañeros que estimo. Como señalamos al inicio del blog, la propuesta de ProPolis está abierta a todo aquel que lo desee.

lunes, 19 de octubre de 2009

He visto...

Yo he visto cosas... que vosotros no creeríais...

He visto a un registrador de la propiedad hacer quesos con sus propias manos, cerca de Grazalema...

para ganarse a su electorado...



He visto al mismo registrador inventándose la existencia de una niña para ablandar el corazón de la gente...

durante la campaña electoral...

He visto a un presidente del gobierno aprendiendo economía en dos tardes...

e inglés en... bueno, inglés aún no ha aprendido...

Y todos esos recuerdos... se perderán como lágrimas en la lluvia...

a la hora de votar...

miércoles, 7 de octubre de 2009

Fotos con Obama, queridos niños.

Vale, ya entiendo la trama Gürtel.



Parece que Camps, el presidente de la comunidad valenciana, había pedido encarecidamente una foto con Obama. Y se la había encargado a Álvaro, "el Bigotes", como si estuviera pidiendo hacerse una foto sentado en las rodillas de Papá Noel. Camps estaba convencido de que es mucho más importante hacerse una foto con Obama que... por ejemplo, solucionar el problema de la corrupción en su partido (si lo solucionase, tendría que irse... mejor no lo soluciona e insiste con Obama).


"El Bigotes", sobrino de Andrés Pajares (no es coña), le dijo que con Obama estaba muy difícil pero que podía conseguírsela con el gobernador de New Mexico. Camps no se conformaba. Él quería hacerse una foto Obama. Agarró una pataleta. Entonces, "el Bigotes" tuvo que convencerle diciendo: "Pero, Paco, ¿es que tú te crees que un gobernador en Estados Unidos de América es lo mismo que un presidente de una comunidad autónoma aquí?". Y Camps, ante tal argumento demoledor, tuvo que acceder y conformarse con un gobernador que ni conocía.


Ah, olvido el asunto de las sociedades tapadera instaladas en paraísos fiscales y que financiaban ilegalmente las fiestas y mítines del PP. ¿Qué es eso al lado de una foto con Obama?

cambio

ya no me voy...

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Otro traslado

Edi tiene pensado trasladarse en breve. Lo vemos haciendo sus maletas. Se va a ir a vivir con otra gente que también escribe. Cuando lo sepa, dejaré aquí su nueva dirección.

miércoles, 26 de agosto de 2009

¡Mileuristas españoles, uníos! Sois mayoría absoluta

En España hay un 63% de mileuristas. En Extremadura, tres de cada cuatro ganan menos de 1.100 euros.

Para perseguir un objetivo común y convivir se necesita un mínimo de participación de los implicados. El objetivo irrenunciable de esta sociedad ha sido el crecimiento (hay propuestas de decrecimiento pero aún son minoritarias). Casi todo el mundo está de acuerdo en que hay que crecer económicamente. Todos pensamos que ese crecimiento será bueno para todos.

¿Qué ocurre cuando el crecimiento se produce durante diez largos años en España pero la mayoría de la gente crece muy poco? ¿Cómo hacen los políticos, los banqueros, los sindicatos para mantener la ficción de que el crecimiento llegará? Los banqueros permiten el endeudamiento, los políticos y los sindicatos callan y aceptan el señuelo. Cuando termina la ficción, los sueldos siguen estando ahí, tan bajos como siempre.

Con tan poco dinero a disposición del trabajador se desincentiva la participación, no ya política (que ha sido lo habitual) sino económica. Hasta este momento la cosa había funcionado porque los bancos habían permitido el flujo de la deuda. Ahora sin capacidad para endeudarse (pagando la deuda anterior) y con los sueldos por los suelos, la participación de la gente corriente en la democracia liberal de consumo se torna imposible. La fuerza de trabajo sigue estando ahí. Ahí sigue estando el conocimiento adquirido, pero falta engrasar la máquina con sueldos dignos. Sin el dinero necesario, se le resta a la sociedad el último elemento de participación. La siguiente fase es pasar al "otro lado".

El dinero tiene que ser un medio al servicio de la gente nunca un fin en sí mismo. Coleccionar estampitas de forma compulsiva sólo conlleva a deshumanizarnos. En todo caso, si lo que más nos importa es el dinero, joder, hay mayoría absoluta para crear una corriente política que abogue por el incremento de los sueldos.

martes, 25 de agosto de 2009

Denuncia de espionaje. Circulan películas de gente anónima.

No sé si usted ha muerto ya, señor Glenn Ford, pero quería decirle que he encontrado esta tarde una película que circula por ahí sobre usted. Alguien le ha estado espiando y ha grabado imágenes suyas en blanco y negro. Después las ha editado y les ha puesto un título, "The big heat" (en España también circula esta película con el nombre de "Los sobornados"). Han cambiado su nombre en la pantalla. Seguramente para evitar que la gente pueda reconocerle. En esta grabación usted se llama Dave Bannion.

Quería advertirle porque yo no sé si usted está al tanto.

Sr. Ford: Me interesó mucho su forma de actuar, de tomarse la justicia por su mano en esta grabación. En ella, usted aparece como un policía que investiga homicidios. Se lo digo porque es posible que usted haya vivido muchas cosas, y como no sabe qué han grabado de usted, yo le recuerdo qué cosas aparecen, con la intención de ponerle tras la pista y denunciar a estos individuos. Estos tipos no se conformaron con poner cámaras en su trabajo sino que también lo hicieron en su casa. Es increíble que usted no se haya percatado.

Olvidando que le están espiando, quería escribirle para subrayar que su forma de actuar, como ya he dicho, me ha obnubilado. Y no es fácil obnubilarme. Usted investiga un crimen cometido por las fuerzas del orden, que deberían cuidar de nosotros y están todos corruptos.

Usted no cree en el sistema y hace bien. Las instituciones están podridas. La única vida feliz puede darse en el propio hogar. A usted se le ve muy feliz en su casa, con su mujer haciéndole la comida, su hija haciendo castillitos (en la película le han puesto a las imágenes de su hija música infantil y desefadada) y usted disfrutando de una nevera enorme y unas comodidades grandiosas. Vive usted inmerso en una sociedad que nosotros envidiamos desde aquí. Cuando digo sociedad, me refiero a ustedes, a los que viven en sus hogares con sus mujeres. El poder instituido es otra cosa. Ellos son basura.

Como el poder está corrupto, lo único que puede hacer usted es tomarse la justicia por su mano. Siento mucho que mataran a su mujer con esa bomba en el coche que iba dirigida a usted. Ellos querían matarle porque usted es puro. Pero usted supo cómo reaccionar. Les puso claras las cosas a sus jefes. Entregó su placa y pasó a la clandestinidad, porque sólo desde ella se podía defender aquello en lo que usted creía. Tiene usted fe y sabe usted que hay que seguir los instintos de uno hasta hacer justicia, aunque esos instintos sean contra todo lo establecido.

Es usted un tipo de derechas, de las derechas más convencidas. Que cree en lo que hace y que piensa que el individuo está por encima de cualquier organización comunista o socialista. Usted persigue la libertad y quiero alabarle por ello.

En un partido político de mi país, el Partido Popular, también están sufriendo las consecuencias de los espionajes indiscriminados del poder. Si usted estuviera aquí, cogería a sus amigos e iría a ponerles las cosas claras a todos esos corruptos. Pero mi país es diferente.

Señor Glenn Ford, gracias por mostrarnos a todos el camino aunque haya sido a través de una grabación ilegal.

sábado, 22 de agosto de 2009

Riefenstahl en Intereconomía

Joder, yo pensaba que la propaganda política del tipo que hace la emisora de TV Intereconomía había desaparecido con Leni Riefenstahl y sus documentales sobre la Alemania nazi. Pues no, estaba equivocado.

En Honduras, el 28 de junio pasado hubo un golpe de Estado. No existe otro nombre para ello. El Presidente legítimo, Zelaya, fue expulsado del país y en su lugar se instauró una dictadura. Honduras es uno de esos países que han sufrido las "terapias neoliberales" de las últimas décadas. Políticas que han conseguido empobrecerla y endeudarla. Zelaya había sido el primero en intentar crear una clase media, doblando el sueldo mínimo de los hondureños, aparte de otros avances sociales. Era demasiado para la oligarquía hondureña.

Ahora llega Intereconomía y hace un documental vergonzoso, en la línea de la propaganda fascista más descarada, para apoyar a los golpistas. Habría que responder a estos individuos sin escrúpulos que convierten el periodismo en una verdadera ciénaga. Por favor, enseñad este documental sobre QUÉ NO SE DEBE hacer cuando tienes una concesión pública de un canal de información televisivo.

jueves, 20 de agosto de 2009

Clases sociales

Voy a hablaros ahora de las clases sociales en Badajoz, pero lo haré de forma oblícua, mirando directamente y de reojo a la vez.

Para conseguir la oblicuidad presentaré como escenario principal una mesa de quirófano y la sala adyacente a ella. En la mesa operan a mi hermano. En la sala, estamos mi madre y yo hablando con una enfermera a la que mi madre conoce desde que era pequeña.

En la sala de quirófano, un par de especialistas en maxilo-facial egresan (quería probar cómo quedaba esta palabra, en vez de "sacan") una muela del juicio de mi hermano. Salen y entran por la puerta (aquí viene un adjetivo que califica a la puerta, que es una de esas que hay en las cocinas de los restaurantes, sin pomos).

La enfermera y mi madre hablan de la gente que conocían de pequeñas. Mi madre dice que ya no hay clases sociales, que sólo hay una clase media extensa. La enfermera recuerda que cuando era pequeña, ella jugaba con todos los niños en la calle, sin distinguir de clases sociales, porque para los niños no existen. Pero no hacían lo mismo los de enfrente. Para preservar el anonimato de "los de enfrente" me abstendré de decir que eran la familia Liso. Un día, la hija de los Liso le dijo a una de las hijas de la empleada del hogar que no podía jugar con ellos porque le había dicho su padre que no eran de la misma clase social. Y ella, la niña, la hija de los empleados domésticos interrogó a los presentes en voz baja: "¿Por qué no puedo jugar con vosotros si yo estoy muy limpita?".

Al rato, salió el médico por la puerta anunciando que había costado bastante quitar la muela de mi hermano, que no tomara nada sólido en tres días y que tomara nolotil a discreción.

Piensa con los sentidos, siente con la mente

¿Para qué escribir esto? Sólo por algo. Necesitamos fundirnos con el resto de la gente, pertenecer a algo, tener un destino. Al mismo tiempo, deseamos ser únicos, narrar nuestra propia historia, ser más que seres que se reproducen. Recrear el sentido de ser Humano.

Entre ambas cosas, entre esas fuerzas centrífugas y centrípetas, nos movemos, como satélites de un planeta. Hoy traigo una fuerza centrífuga al estrado:

"Think with the senses, feel with the mind".

sábado, 8 de agosto de 2009

Las ETTs y los Reyes Magos

Me cuesta escribir pero no puedo dejar pasar esto. Me refiero a una noticia que oí ayer en la radio y que hoy he visto en la prensa de referencia.

Un informe dice que el ajuste de empleo comenzará a afectar a los fijos a partir de otoño. "Ajuste de empleo" es un eufemismo muy bonito. Significa que los que creían que tenían un trabajo estable van a irse a tomar por culo.

"Un informe dice" es también una expresión muy bonita. Parece significar que algo divino o científico (dependiendo de quien lo lea) ha bajado a la Tierra para iluminarnos y advertirnos. Significa que unos tipos que persiguen algo escriben una redacción de colegio en la que dicen lo que quieren ser de mayores y dicen que es un informe. ¿Quiénes son esos tipos? Son las empresas de trabajo temporal, las famosas ETTs. ¿Qué quieren ser de mayores (en otoño de 2009)? Pues quieren ser ricos. ¿Cómo? Vendiendo un bien escaso: el acceso al trabajo. Diréis vosotros que cualquiera puede escribir una redacción y enviársela a los Reyes Magos. Pues no. Cualquiera no. Pero si eres la asociación de ETTs, sí. Porque incluso la prensa que se dice de izquierdas , y que actúa como los Reyes Magos, atiende las peticiones de estos advenedizos, haciendo aún algo más grave: dando credibilidad y objetividad a un informe de una parte interesada.

Esto de las ETTs no es nuevo. En tiempos de González se pusieron las botas con la crisis después del 92, cuando hubo tanto paro como dicen estos que va a haber ahora (casi un 20%). Puede que al final acierten, pero lo peligroso sería que ellos gestionaran la desgracia ajena. El desempleo no es la gripe A, los informes no caen del cielo y las leyes no las dicta Dios.

viernes, 10 de julio de 2009

¿Por qué no nos metemos todos en casa de Ingvar?



Hay que analizar la publicidad televisiva de estos días porque está cambiando con la crisis. Alguien que la viera dentro de cincuenta años podría no entenderla.




Algunos anuncios resultan de un humor negro un tanto desagradable. Vean este ejemplo, del que pronto se cansarán. De buen rollo.






Un salón. La típica estampa de una familia comiendo en casa. Los hijos, ya independizados, han vuelto un día con sus padres para una comida familiar.




Uno de los comensales, un hijo ya crecidito, confiesa triste que va a tener que volver a casa (evidentemente por la crisis).





El padre se lo toma a chufla y dice "donde caben dos caben tres". Un niño pequeño comienza a tararear eso y el padre se sienta en el piano a ponerle música a su ingenio.




Entonces viene ya la presentación de los productos IKEA, que están hechos, mira que casualidad, para enfrentarse a las crisis económicas y permitir que los pequeños polluelos vuelvan a casa, a vivir con los papás, sin que tengan que avergonzarse por ello y echándole sentido del humor a la vida. "Donde caben dos caben tres", da igual si esto es por un terremoto (en tal caso, Berlusconi está ahí para proponernos que pasemos un fin de semana de camping, aunque nuestra suegra haya muerto), por un tsunami o por el hundimiento total del sistema financiero. IKEA tiene solución para nuestros problemas de espacio.




Y yo digo, ¿Por qué coño no vamos metiendo a todos los que no puedan pagar su hipoteca en casa de Ingvar Kamprad, el dueño de Ikea?


El tiene sitio de sobra, lo dice en su anuncio.
Además aporto una foto. En ella papá Ingvar nos muestra a los primeros seguidores de esta idea, ya asentados en el salón de su casa. En realidad, su anuncio es un reclamo de generosidad.


lunes, 29 de junio de 2009

La televisión de la derecha

De vez en cuando hay que darse un paseo por los barrios de la derecha española; sólo por el placer de conocer a qué distancia se encuentran aún de una derecha democrática.
Para darse uno de esos paseos sólo tenéis que ver los dos canales que discuten sobre política (¿es que no hay ninguno de izquierdas que lo haga? ¿No hay dinero?). Esos dos canales son "Intereconomía" y "Veo".
En la misma noche, ayer, uno podía ver a Pío Moa, aficionado historiador conspiranoico, en Intereconomía y a Pérez Henares y Victoria Prego en Veo.
Pío Moa practica la psicología inversa. Según él, Franco era una víctima, un mesías, un redentor, etc., que se vio obligado por las circunstancias a tomar la decisión de eliminar o invisibilizar a la mitad de los españoles por su propio bien. Son tales las gansadas de este tío que uno piensa que no estaría mal verlo en "La noria", un programa a su altura. En vez de eso, se le puede ver en "La Noria" fascista de Intereconomía, diciendo sandeces. Creo que él sabe el nivel de payaso que ha alcanzado y lo explota en sus apariciones. Lo mejor fue cuando dijo que el PP se está orinando en la tumba de sus padres y abuelos al renegar del franquismo. Es decir, que Pío identifica al franquismo con el PP. Realmente clarificador. Gracias, Pío.
Después está Pérez Henares, que es el típico machista discursivo que no soporta que, según confiesa, le den lecciones antifranquistas. Las lecciones antifranquistas proceden de personas o periódicos que informan sobre la memoria histórica y creen que Franco debe ser expulsado, no de la historia (imposible), sino del panteón de la gloria en el que figuraba en las plazas y calles españolas.
Este Pérez Henares confunde el retirar condecoraciones con el hecho de borrar la historia. Pero, cuidado, no le demos lecciones antifranquistas que se indigna mucho.
"Veo" lleva adelante esa táctica copiada de la "Fox" de poner como representante de la izquierda a alguien poco televisivo y bastante educado. Enfrente colocan a un energúmeno que grita como macho ibérico y que dice verdades como puños. Al pobre periodista de "Público" lo interrumpen constantemente y él no dice nada. Mientras que Pérez Henares se cabrea mucho si alguien se pone a hablar cuando él está en posesión de la palabra. Él sí que tiene memoria histórica. Seguro que en su casa nunca le dejaban hablar.

jueves, 25 de junio de 2009

Esto no es la izquierda


Si de verdad sois de izquierdas, por favor, no votéis a la derecha, pero tampoco votéis al PSOE.
¿Por qué? Porque, simplemente, el PSOE no hace una política de izquierdas. Ayer pudieron votar con IU a favor de una ley para subir los impuestos de las rentas más altas y anular la disposición que permitía que gente como Cristiano Ronaldo (ese icono publicitario que representa la inversión española en I+D) deje de pagar un 24% de IRPF (lo mismo que aporta un mileurista) y el PSOE dio marcha atrás en el último momento.
Preferían el apoyo de CIU (la derecha nacionalista catalana) para aprobar el techo del presupuesto.
Como me decía Jimmy, en Inglaterra, un jugador de la Premier League paga un 50% en impuestos. ¿Cómo es posible que aquí sea sólo un 24%? Una ley de Aznar lo quiso así para atraer talentos extranjeros. ¿No sería mejor invertir dinero en Investigación para formar a tanta gente con talento que vive aquí? Es normal que esto lo haga la derecha, pero no es normal que el PSOE no intente anular esa ley. El PSOE es una derecha camuflada y adornada de progresía moral pero poco dispuesta a llevar a cabo una política económica de izquierdas. Aquí siempre sol, playa y paella. Para eso sí servimos.
¿Para cuándo una Ley Electoral que impida financiaciones privadas de partidos y condonaciones de deudas?

jueves, 11 de junio de 2009

El panificador. Teoría sobre el pan y la sangre

El señor Oriol se condujo de forma recta y ordenada a lo largo de toda su vida. Así es como se veía él dentro de su universo moral. Hijo de un empresario del pan, el señor Oriol continuó con el negocio familiar y lo amplió. Su panificadora era una de las más fuertes del sector. Este empresario no sabía quién era Darwin pero entendía en su cabeza que él mismo era una especie elegida por el entorno para llevar a cabo una labor épica, la de producir pan para sus conciudadanos a un precio competitivo.
Oriol era una máquina humana de reducir costes e incrementar beneficios. Y todo por el bien de la comunidad. Oriol estaba convencido de que gracias a él, muchas familias podían comer, porque él les facilitaba el trabajo.
Un día comenzaron a llegar inmigrantes de tierras lejanas. Oriol los había visto en la tele y poco más. Entendió de pronto que cualquier cosa que él pudiera ofrecerles siempre sería mejor que la miseria de sus países. Además, así contribuía a que sus paisanos pudieran tener un pan más barato, se decía Oriol. Él no era racista, tampoco estaba a favor de la esclavitud, no era xenófobo, aunque no tenía muy claro qué significaba esa palabra.
Oriol les dijo a sus nuevos trabajadores que el único deber que tenía con ellos era el de pagarles una cantidad con la condición de que negaran, si llegaba el caso ante un inspector, que estuvieran trabajando allí. Fran, uno de los bolivianos que entraba a trabajar, sabía que no podía reclamar nada porque había un ejército de parados ahí fuera, esperando, y él era un ilegal en este país.
Fran comenzó a trabajar manipulando una máquina de amasar. Un día, una bolsa de levadura cayó dentro de la máquina y como Fran sabía que la pagaría de su bolsillo si se quedaba ahí, intentó rescatarla. Pero la máquina le cortó un brazo y Fran se desmayó. Cuando despertó su cuerpo estaba envuelto en una alfombra de plástico, dentro de un contenedor. Notaba el miembro fantasma de su brazo, que ya no estaba allí y que sangraba profusamente, las gotas de sangre resbalando por el plástico como en una tarde de lluvia. El olor a podrido de la basura le recordó el basurero de su ciudad natal.
El señor Oriol y su contable se pusieron muy nerviosos al conocer la noticia de que Fran se había desilachado como un muñeco. El brazo de Fran estaba dentrro de la panificadora y esto significaba la parada inmediata de la producción para el día siguiente. Oriol pensó en el desastre que supondría un día en Gandía sin pan. Recordó aquello que le dijo su abuelo sobre la posible longitud de un día así. Él tenía un deber.
Limpiaron rápidamente la máquina de amasar y tiraron el brazo de Fran a la basura. En tiempo record, la panificadora estaba de nuevo en marcha. Es cierto que el pan del día siguiente sería un pan sangriento pero casi no se iba a notar, se dijo Oriol.
Oriol siguió pensando bajo la premisa de reprimir los hechos en el inconsciente de la panificadora. Realmente no había pasado nada. Animó a los demás trabajadores a seguir con la labor y les advirtió, de paso, sobre las negativas consecuencias de emborracharse y trabajar, como le había ocurrido a Fran. Por supuesto que Fran no estaba borracho pero Oriol no quería que los trabajadores se identificaran con él.
Después pensó en la situación ilegal de Fran. Fran no tenía papeles. Esto podría suponer una multa para la empresa por tenerlo trabajando. Oriol y su contable pensaron en llevar a Fran al hospital más cercano con un manual de instrucciones en su bolsillo delantero. En él se explicaba quién era Fran, qué le había ocurrido y cómo se podía solucionar el asunto. A Fran le dijeron que no hablase, que se comportara como si nada hubiera pasado.
Cuando le preguntaran por el brazo, Fran debía mostrar su sorpresa al descubrir que su brazo ya no estaba con él. El contable recordó en su mente la historia de Kaspar Hauser, un individuo misterioso que apareció en un bosque de la Selva Negra alemana a mediados del siglo XIX sin poder emitir una sola palabra. Así debería reaccionar Fran.
En el último momento, el contable de Oriol pensó que la cosa no iría a mayores si, en vez de llevar al hospital el cuerpo de Fran, llevaban sólo su brazo y dejaban el cuerpo desmayado en un contenedor. Adjuntarían al brazo las instrucciones de uso y lo dejarían depositado en la puerta de Urgencias. Parecía más lógico esconder el cuerpo y donar el brazo a la ciencia. Por eso, el contable no olvidó colocar entre los dedos del brazo de Fran un trozo de papel con un número de cuenta para ingresar el dinero a cambio de esa donación involuntaria.
Un médico encontró el brazo agarrado al pomo de la puerta del servicio de Urgencias del Hospital. Denunció el hecho a la policía. Interrogado el brazo, sólo pudo ofrecer un número de cuenta bancario. La policía buscaba el cuerpo perdido del brazo.
Al día siguiente, la panificadora pudo sacar su pan como lo hizo siempre durante ciento veintidós años. Todo el mundo pudo saborearlo esa mañana. Incluso uno de los médicos del hospital que, por casualidad, encontró restos de sangre en su tostada con aceite. Analizó la sustancia y fue corriendo a comentarlo en el hospital.
Siguieron la pista de la producción industrial de pan, hasta la fábrica de origen. Cuando llegaron a la panificadora, Oriol les dijo que era imposible que hubiera sangre en el pan, les respondió lo siguiente:
- ¿Es que creen quizás que mi máquina de amasar ha cortado un brazo a un boliviano que se llamaba Fran cuando este quería rescatar una bolsa de levadura porque si no tendría que pagarla de su bolsillo y que después yo mismo y mi contable hemos cogido el cuerpo, lo hemos envuelto en plástico y lo hemos arrojado a la basura para poder seguir con la producción de pan? Es absurdo pensar en esa secuencia de acontecimientos" (esta última expresión se la cedió su contable, que también hacía las veces de gabinete de prensa).
La policía encontró el cuerpo de Fran pero ya era demasiado tarde para unirlo a su brazo. Si hubieran conservado el cuerpo en hielo, pero ahora... ahora era imposible. El brazo de Fran yacía sólo en la habitación de un hospital de Valencia.
El testimonio del brazo fue escaso y no sirvíó para incriminar al panificador Oriol. Como todo el mundo sabe, un brazo no habla si no se le enseña. Aún así, Ana Rosa Quintana, una periodista de investigación profunda de la cadena Tele5, no se rindió e intentó averiguar la verdad entrevistando en directo al brazo de Fran.
El médico que había encontrado su pan ensangrentado estaba viendo la entrevista y pensó: "Lo peor de todo esto es que para el mundo el problema es que el cuerpo no pudo unirse al brazo y que hay un psicópata suelto en una panificadora. Nadie hablará de los miles de casos en los que los ilegales amasan pan con su sangre sin que se piense en ello como una cuestión política y no como un circo de Tele5".
Nota a pie de página:
Esta es una historia real ficticia. Cualquier parecido con hechos, personas o relaciones es mera coincidencia, pero coincidencia intencionada.
Por favor, la tesis está clara: el capitalismo debe cambiar mucho o desaparecer. Sus costes invisibles o externalidades, como dirían los economistas, son inabarcables. La explotación humana es sólo uno de esos costes, el más grave pero no el único. Si habéis visto la película "El lector" os acordaréis de por qué la funcionaria nazi actuó como lo hizo. Simplemente, cumplía órdenes. El panificador cumplía simplemente con su deber, el de producir pan para el día siguiente.

miércoles, 10 de junio de 2009

Biografía completa

¿Cómo expresar toda una vida en dos palabras? He encontrado una solución.

"Accidentalmente queriendo...".

Boa

Somos postmodernos y eso nos incapacita para saber si somos postmodernos. Todo es relativo.

Siguiente cuestión: la boa constrictor.

Imagina ahora que tienes una boa en tu casa, una boa constrictor. ¿Por qué se mete en la cama contigo? Tú crees que es porque tú la quieres y ella te quiere. Pero, ¿por qué cuando está contigo en la cama siempre se estira y se coloca junto a ti para medirse? Es seguro que te adora. Te comería muy a gusto y sólo está ensayando cuánto espacio necesita para ingerirte sin tener que vomitarte. ¿La estás viendo, a la boa constrictor? ¿Ves como se mete en la cama contigo y se sonríe? Tú la sonríes pero no entiendes esa manía suya de pegar su espalda contra la tuya y mirarte de arriba abajo. Si realmente quisiera engullirte ya lo hubiera hecho. Pero también piensas que, a lo mejor, todavía no es lo suficientemente grande para devorarte. Ella espera y tú también. Se te ocurre que la mejor forma de contraatacar es midiéndote con ella. Y lo haces. Ambos os sonreís porque os amáis. Ambos esperáis vuestro momento.

martes, 9 de junio de 2009

Los bancos y la muerte

¿Existe vida después de la muerte?

En circunstancias normales no, pero la cosa cambia si eres una entidad financiera. Entonces, no tienes que preocuparte por la muerte porque ahí estará el Estado para resucitarte. Justo ese Estado que los bancos quieren reducir a la mínima expresión cuando la economía se infla.

Cualquiera de nosotros podemos montar una empresa y vender... por ejemplo, poleas. Si el negocio va mal y no es competitivo, si nuestra empresa se endeuda en exceso, la bancarrota es el destino. Pero esto no ocurre con los bancos. Ellos venden y compran "dinero" y eso les habilita para vivir eternamente. Es su elixir de la eterna juventud.

Cuando un particular recibe una ayuda del Estado se le "subsidia", como si fuera una limosna. En vez de subsidiar a los bancos, el Estado emprende una "operación de rescate", que suena mucho más épico y parece borrar connotaciones negativas.

Los europeos han votado. Su designio: que gobiernen los que apoyan las políticas que benefician la lógica de la acumulación de capital. ¿Tan bien han propagado su doctrina que hasta la gente común vota para que la burbuja continúe?

lunes, 8 de junio de 2009

The man who lost his body

Sobre un documental que vi de Horizon (BBC):http://video.google.es/videoplay?docid=-3032994272684681390&ei=hO0sSpCeFZ-w2ALDvtWoCQ&q=horizon+bbc&hl=es

Conocía la propiocepción. Era un sentido que me llamaba la atención más que cualquier otro. Era el meta-sentido o tener sentido de que sentías. Es el monitor que los músicos tienen delante de sí para escuchar cómo va su música. En general, el feedback que permite alcanzar cualquier objetivo.

Ian, el protagonista de esta historia, consiguió andar a partir de su mirada. Algo milagroso. Para Ian, la sensación de su cuerpo era de ingravidez. Por eso fue contratado por la NASA para ayudar a los astronautas a moverse en el espacio sin sentir su cuerpo.

Ian had to by-pass his damaged nerves and he discovered that an option could be visualization of his movements, concentration of his mind in movements. It´s like any other try of improvement in your self-eficacy, trough the vision of your mind. It´s ingenious and practical.

Well, astronauts pray for some gravity, because they don´t feel their weighs. When they come back, they feel too heavy. Then its condition is like Ian´s one. Some ordinary staff turned out to be problems, like go to the loo. They use mirrors. Ian use his sense of temperature because he didn´t lose it.

Escena campestre y bocadillos de mierda

Ella le dijo a él, mientras le miraba atentamente a sus pupilas radiantes y extraía de la cesta de mimbre un hermoso cazamariposas que le había regalado su tío:

- Durante el siglo XX, en este país no llegamos a vivir nunca en democracia. Hubo dos períodos en los que el pueblo albergó ilusiones. La Segunda República no fue consentida por la oligarquía terrateniente de un país muy atrasado. Después vino el representante militar de esa oligarquía a establecer su trono cerca del altar. Cuando la gente ya creía que nos habíamos librado del autoritarismo de la Iglesia y de los patriotas fascistas, llegó, a finales de los ochenta, una nueva dictadura, la dictadura de las corporaciones y de las opciones bipartidistas. Y eso, con los residuos culturales de tantos años de dictadura nacional-católica. El mercado es una mano invisible que reparte bocadillos de mierda. Los panes de ese bocadillo son las promesas democráticas. La mierda huele peor que en Dinamarca porque en ella se pudren las promesas de salarios dignos, de vivienda asequible, de educación, información y expresión. Ya hemos alcanzado el siglo XXI. Se comienzan a escuchar los primeros bramidos contra la dictadura del mercado, de las audiencias, de los sondeos. Los poderosos intentan aplacar a la plebe con promesas de reforma de los mercados y lucha contra la especulación. Pero ellos han estado repartiendo bocadillos de mierda hasta ayer por la tarde, ¿cómo van a abandonar el negocio que les mantiene?¿cómo pueden "quitarse" de eso que les ha "colocado" en las últimas décadas?

domingo, 7 de junio de 2009

Sobre las Elecciones Europeas

Con menos del 50% de participación los partidos legitiman sus resultados. Increíble. Pronto llegaremos a los niveles universitarios, donde no vota más del 15%.



Más del 80% de los votos pertenecen a PP o PSOE.



Nadie sabe por qué vota la gente. Ayer me decían que querían castigar al PSOE. Pero no sabían qué significaba votar a cada cual.



Rajoy dice en su discurso dos cosas: han ganado las elecciones en buena lid y este resultado les permite exigir un cambio de política económica al Gobierno (más liberalización del mercado y vía libre al despido = ajustes estructurales).



En buena lid quiere decir sin utilizar malas artes. ¿Quién diría que lo del Falcon lo es? Ni mucho menos, Rajoy.

Un periodista en Cuatro se alegra del bipartidismo imperante y lo achaca, no al sistema, sino a los votantes. ¡Qué buen chiste! Este país de sol y playa, de camareros y albañiles, debería cambiar su política económica. El PP ofrece más de lo que ha provocado la crisis. El PSOE pone el piloto automático y su política económica no ha variado mucho la de su antecesor. ¿Por qué coño votamos a estos dos dinosaurios que no tienen nada nuevo que ofrecer?

¿Qué propongo? Mayor progresividad fiscal, una banca pública, aumentar el gasto social, una política de vivienda justa, freno total a la especulación y a la ayuda a los bancos que quiebran, educación laica y de calidad, desaparición de los privilegios de la iglesia católica, aumento del gasto en investigación... y más cosas que ninguno de estos dos partidos nos va a ofrecer nunca. Con esta gente en el poder, la cosa irá a peor y surgirá otra oleada de ultraderecha.

jueves, 4 de junio de 2009

¿Qué es un humano?

Los animales nacen, crecen, se reproducen y mueren.

Los humanos nacen, crecen, se reproducen y/o buscan metáforas y mueren

miércoles, 3 de junio de 2009

El debate y nuestro agotamiento

Apuntes sobre el debate político sobre las Elecciones Europeas.

Procedimiento:

Turnos rígidos. Imposibilidad de replicar. Mensajes que no se responden. En torno a la idea de imparcialidad, la moderadora funciona como un robot. Reparte el turno de forma prefijada sin permitir una dialéctica propia de un debate. Tampoco resume los temas para las audiencias.

Actores:

Jáuregui dice algo que es muy interesante: "esta es la primera crisis ausente de conflictividad". No es verdad. La gente del Betis está muy cabreada. En Italia es peor con el caso de Kaká. Puede que Berlusconi pierda las elecciones por venderlo.

Sobre la política social del PP, Luis de Grandes confirma, sin decirlo, que la política social del PP es ninguna política, es decir, confiar en la familia. Política económica del PP: ajustes estructurales del mercado laboral. Este tipo de expresiones sobran. Más que nada porque ya no significan nada.

Tremosa, el tipo de CIU: "el inmigrante por definición es aquel que está dispuesto a trabajar por menos dinero y sin condiciones sociales". ¿Por definición? ¡Toma ya esa! "Europa es un gigante económico y un enano político". Eso no lo había dicho aun nadie. Joder, estos tíos de Convergencia son como el PP pero en catalán.

Junquera, de ERC. Intentando abrir brecha con PP y PSOE, alternativa a ambos. Dice cosas interesantes: 9.000 millones CCM y no 400 para ley dependencia. Le falta oratoria, su tono es monocorde y cansino. No tiene fuerza. Tono de sacerdote.

Meyer, de IU. Plantea la cuestión de la reforma fiscal. Nadie responde. Al menos dice que PP y PSOE son lo mismo.

Lo más interesante:

Que la moderadora deja claro al final del debate que ni TVE ni la Asociación de la Prensa está de acuerdo con el formato dictado por los partidos a través de la Ley Electoral.

¡Estoy harto de que esta gentuza secuestre hasta el procedimiento del debate!

Una película de propiedad-ficción

Yo veo así nuestra historia reciente. Necesitamos memoria histórica.

En un extremo del escenario, los propietarios de los medios, los procesos y las relaciones de producción están pensando. En la otra parte del escenario, el resto de la sociedad no tiene tiempo para pensar porque lo único que poseen para intercambiar en el mercado es su fuerza de trabajo.

Desde un extremo del escenario, las rentas gritan a los asalariados: ¡Producid más, joder, tenemos que crecer más!

En la otra parte del escenario, los asalariados no hacen caso porque saben que el beneficio no irá para ellos.

Entonces, alguien entre los rentistas tiene una genial idea. Refiriéndose a los asalariados, dice a sus compañeros: "Hagamos de ellos propietarios de ficción. Ellos quieren ser como nosotros. Pues que crean que pueden serlo. Mientras lo crean, nos darán lo único que tienen: su trabajo. Con el tiempo, tendrán que devolver lo que han tomado".

Las rentas ponen en marcha un sistema de sirenas por toda la ciudad. Estas sirenas funcionan con dos combustibles: por una parte, se alimentan del bajo interés de la moneda única. Por la otra, recogen la respuesta emocional de una propaganda intensa sobre el supuesto beneficio de la gestión y la propiedad privada sobre la pública.

Algunos de los asalariados corren en tropel a hacerse con su parte del pastel, seducidos por la idea de ser como aquellos a los que critican. Otros se atan al palo mayor de la nao, pero ceden cuando la gran masa ha claudicado al paraíso delirante de la propiedad.

Durante diez años, los asalariados se miran en el espejo y se ven más altos, más atractivos, con más poder. Hasta que un día, la ficción estalla y el espejo les devuelve una terrible realidad: ellos nunca han tenido nada pero sí han contribuido a hacer que los rentistas sean más ricos. Han sido estafados. Han sido seducidos uno a uno, hasta formar una playa en la que el desembarco del capital ha sido suave y elegante.

Se podría decir que la burbuja no estalla. Asistimos a una voladura controlada en la que los cimientos del la torre subsisten hasta la puesta en marcha de la siguiente metanarrativa. Dicen que somos posmodernos, que ya no creemos en nada. Joder, ¿cómo llamamos entonces a nuestra fe en la narración sobre la democracia de los propietarios? Según esa narrativa, contada por primera vez por Thatcher hace 30 años, todos podemos ser ricos además de responsables únicos de nuestros destinos.

Esta es una narración que sólo tiene demiurgo si se considera a posteriori. Ningún rentista maquiavélico pensó esto, aunque Thatcher puso los cimientos para que la narración casi se contara sola. Como decía Aristóteles, creo (y si no fue su primo), una narración tiene que resultar probable al principio. Su final debe parecer necesario, no podría ser otro que el que es tras las premisas de entrada. Los que han contado la historia han convencido al auditorio de que no existía alternativa pero no han dicho que las premisas podrían haber sido otras.

martes, 2 de junio de 2009

Fundamentos de la risa

1. La risa es un medio de comunicación

2. La risa censura y refuerza.

3. La risa forma parte de la cultura.

4. La risa es una emoción.

5. Una emoción tiene componentes cognitivos, afectivos y motores.

6. Ahora viene el cuento.

Los hermanos Mantero decidieron continuar con el negocio de los coches que heredaron de su padre por una razón muy distinta a la de su padre: ellos querían reírse y no sabían cómo hacerlo.
Un día Alfonso, el mayor, tuvo una genial idea. Incumpliría una norma de prevención y dejaría los escaparates completamente limpios y sin distintivos con el fin de provocar estupendos trompazos de los clientes.
Los resultados fueron inmediatos. Al día siguiente, un individuo se rompió la ceja al intentar salir por lo que él creía que una puerta abierta.
Los hermanos Mantero se desternillaban de risa.
Preguntóles la víctima por qué se reían de su desgracia y Alfonso le respondió que la risa es parte de la cultura y en su cultura reírse de las cejas rotas por trompazos con lunas era algo aceptado.

Trotta Editorial - Tienda - El rey desnudo

Trotta Editorial - Tienda - El rey desnudo

Recesión y desigualdad · ELPAÍS.com

Recesión y desigualdad · ELPAÍS.com

Adiós, clase media, adiós · ELPAÍS.com

Adiós, clase media, adiós · ELPAÍS.com

lunes, 1 de junio de 2009

Brotes verdes

No sé si conocéis una película titulada en español "Bienvenido Mr. Chance" (Being there, 1979).

Es grande la película y es, reconocido por el propio actor, la mejor interpretación de Peter Sellers.

En ella, un autista se perfila como el mejor candidato a presidente del país más poderoso del mundo.

Chance Gardener ha vivido toda su vida sin salir de la casa del hombre que lo adoptó de niño. Su pasión es la jardinería. Su vida se reduce a eso, a cuidar el jardín de la casa donde está acogido.

Un día, su protector muere y Chance tiene que salir al mundo.

Incapaz de ser cínico se convierte por azar en asesor del presidente de EEUU.

Todo el mundo aprecia a Chance porque sus mensajes pueden ser interpretados de mil maneras y cada cual lo hace según sus intereses, con lo que se hace popular.

En una escena de la película, el presidente le pregunta a Chance por la economía. El responde en términos de jardinería, literalmente. Sin embargo, el presidente cree estar ante un spin doctor que sabe cómo manejar al público. Al día siguiente, el presidente declara las mismas palabras en TV que anteriormente le contó Chance.

En este trailer que dejo a continuación aparece esta escena. Está en inglés. Pero viene a decir algo así como "Si las raíces se preservan todo ira bien en el jardín".



Cuando he oído en la prensa eso de los "brotes verdes" por parte de la Ministra de Economía, me ha parecido ciencia ficción o una de esas ocasiones en las que la realidad copia a la ficción. A la ficción más grotesca y ridícula que puede imaginarse.

Con "brotes verdes" todos estamos dispuestos a proyectar nuestras ansiedades en una frase que podría haber sido dicha por un jardinero autista. Sirve para todo y cada uno puede ver lo que quiera en ella. Es simple, popular y comprensible. ¿Ha visto Elena Salgado la película?

Inversion, especulacion...: Hipotecas: Lo que el banco no dice

Inversion, especulacion...: Hipotecas: Lo que el banco no dice

jueves, 28 de mayo de 2009

En el cine negro americano clásico americano...

He intentado dar el salto al audiovisual. He dirigido uno de mis guiones. ¡Cómo si yo pudiera dirigir algo y cómo si eso que he escrito se pudiese llamar un guión! Necesidades expresivas me consumen...

video

miércoles, 27 de mayo de 2009

McGuffin e infoentretenimiento

En las películas de cine negro clásicas... quiero decir, en una película de cine negro que vi hace poco, uno de los personajes demandaba del otro lo siguiente: "Dime algo que no sepa".

Dime algo que no sepa. Que no sepa, dime algo. Que no algo dime sepa. Sepa que no dime algo. Que venga Noam, por favor...

De todas las cosas que puedes decir por tu boquita, dime una que YO no sepa.

Para eso tienes que saber algo que yo no sepa y saber que yo no lo sé.

Hay cosas que sé que no sé. Pero hay otras que no sé y creo saber (aplíquese aqui la ironía de Sócrates). Y también hay otras que sé y no creo saber (utilicen, por favor, al modo bricoleur, la mayeútica).

Pero, además, en esa frase de cine negro, el que pregunta no sólo quiere saber algo que no sepa sino algo que le sirva. Por ejemplo, imaginemos que el detective edípico que busca la solución al asesinato pregunta donde vive el testigo que vio el asesinato. Y lo hace así:

- ¿Dónde vive ese tipo?
- En su casa
- Dime algo que no sepa
- Los dictadores fascistas suelen tener un solo testículo...

Vale, es algo que el interrogador puede no saber pero no le sirve de nada en ese momento... aparentemente.

En este estercolero de información en el que vivimos, lo más complicado es saber qué se busca, por qué y dónde encontrarlo.

¿Hay algún sitio donde te proporcionen respuestas que no sepas y que te sirvan?

Antes de eso... ¿Hay algún sitio donde te enseñen a preguntar?

Después está la cuestión existencial, la pregunta de las preguntas. ¿Para qué hacer preguntas?

En la película "La aventura" de Antonioni, la protagonista se pierde en una isla durante unas vacaciones. La pregunta que se hacen los personajes y, de paso, el espectador, es dónde está Anna. La narración no nos devuelve esa respuesta sino que nos implica en otras preguntas utilizando como combustible la curiosidad sobre el paradero de Anna. Anna es el McGuffin de la historia. La película es lo QUE pasa MIENTRAS se busca a Anna (en paralelo con eso que decía Lennon de que la vida es lo que pasa mientras haces planes, "Life is what happens to you while you're busy making other plans").

Truffaut publicó una entrevista con Hitchcock. En ella le preguntó por el término McGuffin, que el director británico popularizó. Cito a continuación la respuesta de Hitchcock:

"Podría tratarse de un nombre escocés sacado de una conversación entre dos individuos que viajan en un tren. Uno le pregunta al otro ´¿Qué lleva en ese paquete?´. Y el otro contesta, `Oh, es un McGuffin´. `¿Y eso qué es?´. El otro responde: `Es una aparato para atrapar leones en los Highlands escoceses. Su interlocutor replica: `Pero no hay leones en los Highlands escoceses´. Y el otro responde: `Entonces tampoco existe el McGuffin´.

Esta anécdota es análoga a que el espectador pregunte al final de la película qué pasa con el McGuffin y el director de la narración le responda: "¿Y eso a ti qué te importa? Métete en tus asuntos, ocúpate de la trama y déjame a mí que utilice los trucos necesarios para moverla".

Hichcock decía que en las historias de espías el McGuffin es el documento, mientras que en las historias de rateros es el collar. Antonioni es más existencial. En "La Aventura" el McGuffin es Anna. Antonioni utiliza una desaparición (ausencia del signo) en el escenario (como la de un mago) para contar su teoría sobre las relaciones humanas en una sociedad postmoderna, que a unos parecerá una paja mental y a otros una genialidad.

Los teóricos de los efectos mediáticos constituyeron un paradigma de efectos fuertes a través de las gratificaciones y los usos. La gente veía la tele porque extraía usos determinados de ella, que podían o no tener relación con la intención de los productores.

El infoentretenimiento emplea también el McGuffin de la emoción. La infosátira el del humor. En teoría, el humor puede parecer un McGuffin de mayor calidad, puesto que también esconde entre las palabras un significado oculto que al final se desvela. La emoción suele ser más refleja y está más asociada por el espectador con la explotación, mientras que el humor parece algo más artesanal y más inteligente. Pero el humor también se produce de forma fordista en las sitcoms. Los guionistas conocen los trucos para hacer que el espectador siga el truco y pregunte por la desaparición, por la ausencia o por la aparición absurda de algún elemento, en definitiva, por algo que no encaja en el paisaje habitual y que puede defraudar las expectativas, en el sentido positivo. Puede que detrás del truco no haya nada, sea puro ilusionismo artesanal. O puede que detrás encontremos algo que nos sirva. De cualquier modo, está el uso del entretenimiento o matar el tiempo, la diversión o la desviación del camino prefijado. Eso, en sí mismo, es una gratificación. Puede que el infoentretenimiento te diga algo que no sepas o que sólo te divierta. Puede que emplee la ironía para hacerte reconocer que eres un ignorante o la dialéctica para hacer emerger de ti cosas que creías olvidadas.
También puede explotarte, confirmando creencias que desincentivan tu participación en lo público.

Nadie ha tratado aún el cinismo como un triple sistema de respuesta, como otra emoción cualquiera con aspectos cognitivos, fisiológicos y motores. ¿Se puede asimilar a la indefensión aprendida?

viernes, 22 de mayo de 2009

Piratería en los mares del Imperio

He dejado unos links ahí abajo sobre cómo se está desarrollando la lucha por la propiedad intangible.

Tenemos, por un lado, al Imperio Neoliberal que saquea el acervo cultural del planeta y lo manufactura con su sello para almacenarlo en sus galeones y distribuirlo por el mundo. Barcos piratas españoles, chinos, brasileños y rusos intentan compensar la hegemonía, pero el Imperio defiende sus tesoros y comienza a apretar las tuercas a los países que permiten la piratería. Los okupas de la red se instalan en las propiedades del Imperio y se niegan a devolverlas. El Imperio piensa en decretar una pandemia, nivel 5, y poner en cuarentena a los paises infectados.

Por otro lado, en España, han apresado a uno de los más inteligentes piratas, Pablo Soto, y ahora le juzgan e intentan cortarle la cabeza y exponerla en el Palo Mayor de su buque insignia. Soto es un ejemplo de audacia e innovación, algo de lo que carece este país. Sin embargo, va a ser escarmentado para gloria de los terratenientes de la cultura y el conocimiento. El Gobierno dice que quiere cambiar de modelo productivo, pero resulta difícil creerlo si se penaliza la innovación y se la etiqueta como robo. España seguirá siendo un país de albañiles y camareros porque así los latifundios del conocimiento serán preservados. Para ello, el Gobierno ha instituido a Sinde como inquisidora mayor. Ahora hace falta que cree una nueva Guardia Civil, con bigotes cibernéticos y motados a lomos de pulpos electrónicos cuyos tentáculos lleguen al último extremo de la red.

Suecia claudica. Desde que la ley que impide el uso del P2P ha entrado en vigor, el uso de internet ha caído en una tercera parte. Pero la Ley Seca no es la solución sino un incentivo más para el auge de los piratas y el tráfico del conocimiento libre.

Público.es - "No han demostrado que Soto viole los derechos de autor"

Público.es - "No han demostrado que Soto viole los derechos de autor"

Público.es - "La piratería online en España alcanza niveles de epidemia"

Público.es - "La piratería online en España alcanza niveles de epidemia"

Público.es - González-Sinde: "Es 'asustante' que los libros circulen libremente por la Red"

Público.es - González-Sinde: "Es 'asustante' que los libros circulen libremente por la Red"

Público.es - La SGAE usa a Industria para sus demandas

Público.es - La SGAE usa a Industria para sus demandas

jueves, 21 de mayo de 2009

¿Milagro económico?

No he terminado de entender la política de Zapatero. Ha tenido una oportunidad única de cambiar el modelo productivo y diferenciarse realmente de la derecha. Mi sensación es que ha estado especulando, pero no con el capital económico, sino con el simbólico, con el carisma que le otorgaron las urnas. Lo ha ido estirando hasta que ha estallado con la burbuja inmobiliaria. Ahora, en mitad de la tormenta, quiere diferenciarse del PP. Pero me temo que ya es tarde.

Las clases trabajadoras querían un cambio pero esto ha sido de nuevo una desilusión para muchos. De hecho, la gente no sabe qué votar. Y ya sabemos que la desafección siempre beneficia a la derecha, que tiene un suelo muy amplio. Zapatero no ha apostado por nada. En realidad, ha jugado con un discurso incierto, de derechas e izquierdas, en un intento de ir ganando las elecciones conforme surgieran y suponiendo que el PP se hundía solo.

¡Con la paupérrima opción que ofrecen los del PP y que Zapatero no haya podido gestionar esa ventaja! Una pena. Mucha gente va a terminar pensando que existió un ”milagro económico” y que el PSOE se lo cargó, cuando en realidad lo que hizo Aznar fue vender nuestro patrimonio público y permitir la especulación, y ZP sólo asintió cuando le tocó el turno. ¿Qué se le puede pedir al PP y su herencia franquista? Sin embargo, la gente confiaba en una alternativa que no ha existido.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Ten seconds to hell

Esta mañana me he despertado pensando en la película que vi ayer, "Ten seconds to hell". Trata de la reconstrucción de Alemania después de la guerra. Todo es una fábula que conduce la tesis oficial de los vencedores. Tras la derrota nazi, había que expurgar a la sociedad alemana del nazismo en las instituciones, tal y como otra película, "Taking sides" propone. La diferencia entre las dos radica en que esta última va a un caso concreto que existió, el director de orquesta Furtwangler, mientras que la primera habla de la redención de gente ordinaria a través de una metáfora.

A pesar de que los aliados ganaron la guerra, aún quedaban bombas que desactivar en Berlín. De la misma forma que debía limpiarse la sociedad de los restos del nazismo. Un teniente británico da la oportunidad a unos prisioneros de guerra alemanes de reincorporarse a la vida civil a través de un trabajo difícil: la desactivación de bombas. Entre ellos, entre los seis, hacen un pacto. El que quede con vida tras tres meses en el trabajo se llevará un dinero que entre todos pondrán. Este dinero hace referencia al Plan Marshall, y sólo los que queden limpios de nazismo podrán hacer uso de él. En el grupo se crean dos facciones. Una es la Alemania de profesionales que sucumbió al nazismo pero que se siente arrepentida. La otra sigue manteniendo su orgullo nazi latente. Ambas son personificadas en dos soldados. Ambos luchan por el dinero y por la mujer, que es francesa. Todos van muriendo porque no son lo suficientemente puros para el proyecto americano o porque no tienen conciencia suficiente, son demasiado conformistas.

El que debe ser depurado (el malo) cuenta una historia sobre su tío Oscar, que evidentemente es Hitler. Su tío Oscar murió pero para él sus enseñanzas no se han perdido, siguen anidando en él. Al final, un duelo entre las dos maneras de concebir la nueva Alemania: la generosa y la codiciosa. El arquitecto (el bueno) se queda con todo el futuro, el dinero y la mujer después de demostrar que está dispuesto a sacrificarse por los demás.

El epílogo muestra a una Alemania que, después de haber desactivado sus "bombas del pasado", se dedica a construir un país nuevo y a prosperar dentro del milagro económico.

Años más tarde, casi 40, se hace en Alemania otra película sobre la posguerra: "RAF. Fracción del ejército Rojo". En ella se trata el tema de cómo muchos de esos nazis sí quedaron en las instituciones. Se pone en entredicho el milagro económico alemán y se revisa el papel de la Baader-Meinhof. El milagro económico para la izquierda se tradujo en la dictadura de las corporaciones, en una democracia corporativa.

martes, 12 de mayo de 2009

Cultura digital con flechas que te devuelven al pasado

La cultura digital es esa cultura en la que hay un botón para dar marcha atrás en el procesador de video digital o de escritura. El programa va registrando estados discretos cada cierto lapso de tiempo. Si algo que hemos hecho no nos gusta, podemos volver al estado anterior. La vida no va sólo hacia adelante. Hay bebidas que disminuyen el alcohol en sangre si es que antes has tomado alcohol, pastillas que quitan el dolor de cabeza si es que antes has contraído una migraña o píldoras que evitan un embarazo no deseado, si es que antes no utilizaste un método anticoncpetivo. La Iglesia no puede competir con su vieja tecnología del remordimiento y la penitencia. No es necesaria la penitencia si la vida puede recular. Ahora tendremos que recurrir a la ética.

lunes, 11 de mayo de 2009

El principio de la tranquilidad

Blaise Pascal y sus frasecitas me conmueven.

Tengo ganas de estar quieto cinco minutos y no puedo. Me cuesta bastante. No sé qué hacer. Tengo ganas de levantarme e irme. Tengo que escribir una ponencia. La tengo medio escrita pero terminarla me pone muy nervioso. Me levanto, doy una vuelta, pienso un bit y vuelvo a la silla. Leo un byte y me vuelvo a poner de pie. Así esto es una pequeña tortura. Recuerdo la frase de Pascal:

"La desgracia del género humano consiste en que el hombre es incapaz de quedarse quieto en una habitación".

Es curioso pero Pascal sólo habló de una habitación. Creo que el hombre también es incapaz de quedarse quieto en n habitaciones, siendo un n cualquier número entero positivo.

"Lo último que se sabe cuando se realiza un trabajo es por dónde empezar".

Es decir, que no podemos empezar nunca por el principio sino que buscamos ese principio y no lo conocemos hasta el final. Y entonces, cuando se lo contamos a otros, hacemos como si supiésemos el principio desde el principio.

Por favor, como ya sé que no voy a empezar por el principio, me voy a tranquilizar. Empiezo por cualquier sitio y poco a poco veré dónde está el principio.

martes, 5 de mayo de 2009

Fordismo católico y algo de gramática

¿Qué fabrica en serie la Iglesia?

Sistemas autorregulados en torno a la contricción o católicos.

Recuerdo que en los Maristas debíamos aprender de memoria el Catecismo, como si fuéramos esos talibanes que aparecen hoy en día en imágenes de la televisión, siendo ridiculizados por su forma mecánica de memoriazar el Corán.

Nosotros hacíamos lo mismo: examen de conciencia, dolor de los pecados, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia. Un protocolo creado por controladores de conciencia y prolongado en la mente de los aprendices del arrepentimiento.

La Iglesia aún no ha entrado en la época postfordista de la producción. Ni siquiera ha llegado a la época fordista. La Iglesia debería vender sus ejércitos de autómatas arrepentidos de aquello que aún no han realizado. Son estupendos trabajadores porque son flexibles y siempre tienen la culpa de todo.

Y ahora unas lecciones de gramática.

Antonio no murió, sino que ha muerto.
Felipe no murió, sino que ha muerto.

El pretérito perfecto compuesto resalta la proximidad del hablante respecto al hecho pasado. En mi caso, a diferencia de los hispano hablantes y los gallegos y asturianos, vivo en el presente perfecto o pretérito perfecto compuesto. El presente no existe y el pasado tampoco.

lunes, 4 de mayo de 2009

Manual de autoayuda para corporaciones I

Terapia racional-cognitiva de Ellis:

Warner Music ha denunciado a Sire Records por alojar en su web videosclips cuya propiedad intelectual asegura poseer Warner.

Sire Records es una empresa de Warner Music.

Por tanto: Warner Records se ha denunciado a sí misma.

Posible diagnóstico

Warner es una corporación psicótica y sufre paranoia. Warner está convencida que el resto de las compañías son tan ilegales e inmorales como ella misma.

Tratamiento recomendado

Si Warner quiere seguir siendo Warner, no hay tratamiento. Como alternativa, Warner puede renunciar a sus patentes intelectuales, despojarse de sus posesiones y ser libre.

domingo, 3 de mayo de 2009

Nacionalización de la banca

Si miráis en el margen, podréis ver la frase del día. Por si acaso leéis esto días después, os la muestro aquí: "El control privado del crédito es la moderna forma de esclavitud" (Upton Sinclair).

Me encantaría explorar la historia del crédito y relacionar el concepto de confianza en el mundo privado con el crédito a escala pública. Al fin y al cabo, éste último es una sistematización de algo con lo que todos tratamos en el día a día. Sin ciertos niveles de confianza, la vida sería impracticable. Y los economistas, a través del concepto de crédito, han querido jerarquizar esa confianza cuando ésta es producto de las relaciones cotidianas entre ciudadanos anónimos.

Lo que afirma Sinclair es que cuando la cotización del crédito queda en manos de particulares, se crean las condiciones básicas para que se ejerza el poder despótico, en mayor o menor grado. Es algo con lo que convivimos día a día sin que a nadie le parezca mal del todo. Puede incluso que nos quejemos más de los impuestos que del crédito de los bancos, que son las instituciones que gestionan el crédito.

Hemos asumido que la banca debe estar privatizada, aunque lo que la banca realice sea algo que nos concierne a todos y debiera ser público. De algún modo lo es. Los bancos resultan de una concesión de toda la sociedad a particulares para gestionar el crédito público o lo que es lo mismo, gestionar nuestra ceguera respecto al futuro. No podemos ver el futuro y necesitamos darle sentido. Para ello, inventamos la institución del crédito. Se trata de algo que nos pertenece como sociedad, pero que, como otra serie de instituciones, se encuentra monopolizado.

Ahora deberíamos tomarnos en serio la nacionalización de la banca. El crédito nos pertenece a todos y no puede convertirse en un instrumento para favorecer la explotación del hombre por el hombre.

jueves, 30 de abril de 2009

¿Te importa ajustarte estructuralmente, por favor?

Veo el informativo en tiempos de crisis, que es como decir casi en tiempos de guerra.

El líder de la oposición está en una especie de cumbre sobre economía global. Prepara su soundbite para la TVE 1. En él sigue un guión mil veces oído por los neoliberales. Parece que ha leído el libro de Naomi Klein. Rajoy propone las mismas medidas que Klein señalaba que los capitalistas del desastre aplicaron en distintas geografías: Latinoamérica, países del Este y, finalmente, los EEUU y Reino Unido. Estos políticos seguidores de Milton Friedman saludaban de buena gana las catástrofes que les permitían introducir en la agenda sus planes de liberalización. Rajoy repite el esquema en un momento en el que esto parece un desastre. Su discurso se camufla tras la expresión "ajustes estructurales", un paquete completo que, según John Williamson, se ha convertido en una expresión realmente rentable porque no significa nada pero implica un paquete completo de liberalización, desregulación, recortes de gastos sociales y flexibilidad laboral. Es decir, justo lo que ha llevado al desastre a este país.

¿En qué consistió el despegue económico del Gobierno Aznar? Pues simplemente la especulación efímera en torno a la venta de todo el patrimonio público y en torno a la liberalización del suelo. Añádanse recortes sociales para alcanzar el ajuste estructural que Europa exigía para la entrada en el euro y tienen ustedes el cóctel que nos está explotando ahora.

Pero para que el cóctel funcionase fue necesario que el Gobierno de Zapatero Zelig siguiera la misma política económica que su antecesor. Es cierto que aumentó el gasto social pero muy por debajo aún de Europa. Para colmo, se dedicó a repartir cheques-bebé y voto-sobornos de 400 euros.

Ahora, en mitad del desastre, vuelve Rajoy ofreciendo más de lo mismo y con un PSOE cuyo crédito se agota por su falta de iniciativa y de perspectiva a largo plazo. Menos mal que Zapatero en un Congreso del partido conminó a todos los afiliados y a todos los ciudadanos a que consumiésemos para salvar a nuestra patria.

Eso es precisamente lo que pedía hoy el informativo, que saliéramos durante este puente de mayo a comprar, porque había para todos los bolsillos y había que aprovechar. Es increíble cómo se le echa una mano a la demanda interna a través de la televisión pública y enmascarándolo como una noticia seria.

miércoles, 29 de abril de 2009

Balzac, el Papa y la superstición

Balzac tiene razón. Nunca sufrimos o nos alegramos tanto como cuando nos lo decimos a nosotros o a los demás.

Balzac no tiene razón. El sufrimiento y la alegría existen aunque puede que nosotros los exageremos.

A Balzac le gustaban las frases ingeniosas.

Un proverbio polaco dice: "Dios me ha prometido un abrigo y ya estoy sudando". Relacionado con el esto, es decir, con el poder de las expectativas, digamos que los animales no construyen su mundo a través de sus esperanzas, aunque sufren como nosotros, pero sólo lo hacen en el presente.

Eysenck estudió la superstición de las palomas. Si ellas son supersticiosas, cómo no lo seremos nosotros, como podría haber señalado Brian en la película de los Monty Python.

Somos tan supersticiosos que, como apunta Curran, inventamos instituciones para gestionar la superstición. La más importante de ellas fue el Papado, que ha subsistido durante más de dos milenios. El Papa tiene bula, el Papa es infalible, el Papa tiene frío, el Papa está cansado... sería mejor que esta superstición fuera gestionada democráticamente, pero qué podemos pedir a un ente que lleva dos mil años de existencia y ha acumulado el poder tacita a tacita, a veces, tanque a tanque, o incluso apoyándose en la acusación de que otros supersticiosos como los musulmanes o los judíos eran herejes. Es más, el Papá no puede ser supersticioso y si alguien lo ha visto, por ejemplo, saltando de baldosa en baldosa evitando aquellas que tienen vetas negras, es muy probable que no sea el Papa. Será otro que se le parece porque el Papa no es supersticioso.

El Papa tiene carisma, incluso aunque pida que la gente se suicide haciendo el amor sin condón. El reverendo Jim Jones les pidió a los seguidores de su secta que se envenenaran con cianuro y 909 le hicieron caso. Fue un crimen. Jones fue tachado de loco criminal. Es cierto que Jones no tenía tanto carisma como el Papa, y eso lo cambia todo. La prueba del algodón sería pedirle al Papa que hiciera el amor sin condón con alguien que tuviera el VIH. Pero esto es imposible porque el Papa tiene que ser célibe, y esto es precisamente lo que se les pide a los africanos, que se mantengan célibes.

Hablando de carisma o de poco carisma, mejor dicho. Carecen de él los diputados españoles, los políticos de nuestra esfera pública. Nada que ver con el Presidente Sarkozy, quien, a pesar de ser un xenófobo y un clasista poco demócrata, hay que reconocer que sabe argumentar y que nos hace enrojecer cuando lo comparamos con los especímenes españoles, con nuestros líderes ridículos que necesitan leer cualquier cosa cuando hablan en público; que no son capaces de responder a un periodista sin que les hayan dado un guión, que asisten a los debates temblando de miedo y con las preguntas pactadas. No queramos ser como los franceses. Nosotros a lo nuestro, que consiste en salvar los chiringuitos.

martes, 28 de abril de 2009

Prehistoria y Utopía de la higiene y la anestesia

Entraste en la consulta del dentista. Esperaste un minuto. Estabas sacando un libro para leerlo. El libro era, cómo no, "The rise of global infotaintment". Por aquella época escribías sobre eso. Sobre cómo el neoliberalismo económico había producido la cultura "popular" del infoentretenimiento televisivo. Pero no te dio tiempo a leer. Te llamaron para que pasaras a la consulta. Te sentaste en la silla del dentista. El sillón que te sostenía subió un poco, después el respaldo bajó. Abriste la boca mucho y pensaste en cómo el dentista y su auxiliar se asomaban dentro de ti y veían todo lo que tenías dentro. Te vieron viajando en un coche verde, camino de Salamanca, justo en el cruce que se desvía a Alba de Tormes; allí donde se conserva incorrupto el brazo de Santa Teresa, que en su tiempo velaba el sueño de Franco en su mesilla de noche.

Te vieron esa misma mañana entrando en la Consejería de Hacienda, para resolver un asunto de impuestos. Ibas con prisa, se notaba. Tenías tanta prisa que al entrar en el despacho de la funcionaria que te atendió (que era amiga de tu hermano) dijiste "hola, soy el hermano de" y entonces no salió de tu boca el nombre de tu hermano sino el tuyo. No sabes por qué pero dijiste que tú eras tu hermano. Cuando ella dijo "Ah, sí, eres el hermano de Alberto", tú reparaste en la incongruencia que acababas de pronunciar y rectificaste... pero ya era demasiado tarde, tu error había quedado varado en la playa de tu curiosidad y sabías que se convertiría en un náufrago en busca de una narración en la que refugiarse. Ese error se hizo más grande... mayor... inmenso, hasta el punto de que cuando el dentista miró dentro de tu boca, el error se te salía por las comisuras.

El dentista te puso anestesia. Pensaste entonces cómo pudo ser el mundo antes de la invención de la anestesia. Y esa palabra te llevó a otra que tenía su propio tañido cuando la golpeabas: la palabra "higiene". Anestesia e higiene. ¿Cómo fue el mundo en la prehistoria de la anestesia y la higiene? ¿Cómo sería el mundo en la utopía de la anestesia y la higiene?

Sonó el teléfono: Identificación oculta. Pensaste que debía ser una llamada intentando venderte el mundo. Descolgaste y colgaste. Volvieron a llamar. Sabías que los comerciales nunca llaman dos veces, así que era algo más personal. Descolgaste. Llamaban desde México... y hasta ahí puedes escribir. El resto se sabrá a mediados de mayo.

domingo, 26 de abril de 2009

Memoria histórica del poder del ladrillo

El otro día, el presidente de este Gobierno alcanzó a decir que no sólo iba a superar la crisis sino que, además, nos iba a convertir en un país en el que el "ladrillo" ya no sería nuestra fuente de crecimiento. ¿Por qué dice eso ZP? ¿Por qué lo dice ahora? ¿Cree ZP lo que dice? ¿Escucha una voz interior como la que escuchaba Bush cuando tuvo que invadir por mandato divino Irak?

IU pide en el congreso que se active la Ley de Memoria Histórica. Jorge Fernández, diputado del PP, sostiene opiniones con las que estaría de acuerdo el propio Franco. Según él, la Asociación por la Memoria Histórica "vive" de las exhumaciones. ¡Qué suerte tienen algunos, poder dedicarse a exhumar cuerpos de gente asesinada y sepultada en el más atroz anonimato! Al ser un liberal, Jorge Fernández debe pensar que los de IU quieren montarse por su cuenta un Parque Temático sobre la memoria histórica, para vivir a cuenta del Estado. Seguro que es lo que en secreto quieren. En la entrada te pondrían una pulsera con los colores de la bandera de la República española. Entre toboganes y piscinas con sangre violeta, la gente podría divertirse exhumando cuerpos de sindicalistas, reescribiendo la historia de España y en otra de las atracciones, los izquierdistas se dedicarían a pisar una Constitución española, porque eso es lo que les gusta hacer, a juzgar por la forma en que la respetan.

La izquierda está muy equivocada. Este país conserva una memoria histórica increíble. Muchos de los constructores que lo están hundiendo se acuerdan perfectamente de que en tiempos de Franco el negocio funcionaba, incluso, peor que ahora. Las prebendas y el clientelismo del regimen dieron paso a otro regimen "democrático" en el que la ciudadanía no puede dejar de recordar que banqueros y constructores siguen teniendo el poder real.

Cayo Lara es el nuevo coordinador de IU. Pide algo que jamás le concederá el gobierno de ZP (tampoco un hipotético gobierno de Rajoy... uff, qué miedo), pero en lo que parecen estar de acuerdo todos los ciudadanos. Pide que cambie la Ley Electoral. Con casi un millón de votos, IU tiene dos diputados de 450. Si el sistema fuera proporcional y los votos de IU siguieran valiendo, entonces los 450 diputados estarían representando a un electorado de ¡225 millones de personas! Que alguien corrija este dato si no es cierto.

jueves, 23 de abril de 2009

Los satélites nunca callan

Oh, míralos, ahí arriba, ¿no los ves?

No son Venus, no son Marte...

Son ellos, los satélites que nunca callan

Ya Basilio, rey de Polonia,

no mira a las estrellas para ver qué coño hace con su hijito;

ahora Basilio, mira a los satélites,

que nunca callan.

No refulgen sino que respiran.

Te insuflan datos en la cara

sobre economía.

Basilio tendrá que encerrar otra vez a Segismundo,

porque la economía lo dicta así.

Basilio se lamenta,

antes todo era de todos...

o, al menos, algo era de todos,

ahora, mírame, mis ideas no son mías

pero rondan mi cabeza como satélites

y no dejan de hacerme creer que son mías.

Incluso, estoy obsesionado con cobrar por ellas.

La culpa es de los satélites,

que nunca callan.

"Comando actualidad" dispara

Veo una nota en mi frigorífico: "Por favor, reparar en la tendencia de la televisión actual, los programas de pseudo-investigación tipo Callejeros y Comando Actualidad. Son espacios entre España directo y La noria".
Para que nos entendamos y reflejemos esto de una manera global. Existe la tradición del reportaje serio. Algunos subsisten, como "Informe Semanal". Al mismo tiempo, el entretenimiento hizo su aparición más chusca en los 90, con la racionalización de espacios en los que se exprimían las esencias de la casquería. Entre medias, ahora algunas televisiones han optado por apelar a sus audiencias señalando programas en los que se mezclan la formalidad y el diseño de un reportaje (cámara al hombro, escenarios reales, preguntas "improvisadas", pulso a la realidad) con elementos que magnifican el aspecto más emocional de las historias, a veces, incluso fabricándolas de manera descarada.
Ahora, con las penurias económicas, estos programas no necesitan acudir a las vidas privadas de los famosos. Resulta más sencillo encontrar a alguien que nos muestre al resto sus varios trucos para sobrevivir en mitad de la tormenta. Alguien que es como nosotros, con la diferencia de que ha empezado a vivir con menos espacio, menos tiempo, menos dinero. Es un filón de historias. Ayer, por ejemplo, veíamos a la una familia prototípica pasar su tarde del domingo en un desgüace de coches, con los niños. Y siempre con la misma comparación en mente, "antes nunca veníamos aquí, o lo hacía yo sólo, sin los niños", decía el padre. "Pero ahora... si da lo mismo estar en el parque que venir aquí".
Como siempre no son historias políticas sino historias personales desgajadas de una historia de fondo que nunca se cuenta. "Comando actualidad" ahorra balas disparando sólo a aquello que parece legitimarse como un documento de actualidad. ¿Para qué? Para fabricar una identidad de víctimas de una crisis que funciona como una catástrofe natural, que no tiene nexos con decisiones políticas o instituciones, que no tiene responsables.
Al mismo tiempo, en los espacios de noticias, como si fueran alarmas momentáneas, aparece un tipo diciendo que las pensiones peligran, otro hablando de que no es suficiente con que se congele el salario de los trabajadores de SEAT durante dos años, un tercero se une para pedir el despido libre, un coro de fondo clama porque el Estado compre todas las viviendas que sobran (sin que nadie sepa porque sobran), un director de un banco recuerda todo lo que su institución ha hecho por este país, etc.
En resumen, por arriba, llueven mensajes de los ángeles "caídos" que se lamentan del destino. Por abajo, se evaporan los efluvios de las anegadas víctimas anonadadas que ignoran por qué llueve granizo, por qué se inunda todo. En la plaza, algunos "curiosos" fabrican sus historias para enseñárnoslas al resto, a los que esperamos en el sofá.

lunes, 20 de abril de 2009

Pessoa en Disneylandia

Te has levantado sabiendo que hoy comienza una nueva era, un nuevo tiempo, una racha diferente; hoy como cualquier otro día en el que te levantas. Lo primero que imaginas es a Pessoa en Disneylandia, trabajando. Mezclas en tu mente la supuesta melancolía estéril del "Libro del desasosiego" con la impuesta felicidad de la estimulación eterna de un parque de atracciones. ¿Qué habría hecho Pessoa en Disneyland Ressort París, trabajando encerrado entre los muros de la diversión coercitiva del Imperio del infoentretenimiento y la diversión? Pessoa actuaría como una fuerza que empujara hacia la concentración y la individualidad mientras que Walt Disney le diría eso de "¿ya te marchas? Joder, Fernando. Estás deseando terminar de trabajar para irte a escribir tus cosas". Y el diálogo podría continuar así:

- A mí todo esto me aturde un poco...
- Oh, nuestro aturdido portugués de un país pequeño, de tristezas pequeñas y diarias... si fueras americano entenderías que la única forma de salvarte del abismo es divirtiéndote... desviándote del camino de la muerte... hasta que no haya remedio... no pienses tanto, Fernando...
- Ya. En el fondo esto me gusta, porque es aún más melancólico que Lisboa... y mira que Lisboa lo es...
- ¿Ah, sí? ¿Y qué tiene de melancólico este lugar para nuestro pequeño portugués?
- Es siempre lo mismo y es siempre obligado. Nadie viene aquí por deseo propio...
- Oh, Fernando, qué ingenuo eres... ¿y crees que a mí me importan por qué vengan? El caso es que vienen... y es mejor que leer uno de tus libros, digo yo... donde parece que siempre se va a caer todo o todo está en ruinas...

Y así, el Señor Pessoa volvería a su oficina de Disneylandia cada mañana, a contabilizar gastos e ingresos en un intento de racionalizar la melancolía de un parque de atracciones. Aún Pessoa recuerda el tenebroso momento en que una tarde decidió, en un arrebato no muy propio de su persona, quitarle el disfraz al perro Pluto. Cuando descubrió que debajo del mismo se ocultaba otro perro Pluto tuvo la certeza de que Lisboa engullía a Disneylandia.

Hoy empiezas a escribir de nuevo. Deseo que puedas reírte en el agotamiento.

miércoles, 15 de abril de 2009

¿Qué tal si sigues escribiendo, Sinde?

Queridos amigos y amigas, planeta y anexos,

estoy impresionado con el tiempo libre que tiene la gente para hacer cositas raras como esta que sigue en el video que os propongo. Bienvenidas sean.

Os dejo con un video que da la bienvenida a la nueva Ministra de Cultura del Gobierno Zapatero: Ángeles González-Sinde. Es el último ariete que utilizará este Gobierno para demostrarnos lo progresistas que son. Desde que trajeron las tropas de Irak, no han vuelto a hacer nada.

No podemos decir que el progreso sea continuar con la política del ladrillo y perder la oportunidad de invertir en Ciencia y Tecnología. Tampoco parece muy progresista que hayan echado a Bernat Soria y nos endosen a otra medradora del partido. Al final el Gobierno se ha convertido en una pandilla de amiguetes del PSOE.

Sinde, la de Cultura, quiere imponer un cerrojazo digital propio de una dictadura. Por eso creo que merece esta canción.


video

Parece que la canción es una parodia de una de Baute y Marta Sánchez, en la que ambos se responden. En este caso, la Ministra también tiene voz que, aunque ventrilocuada, recoge el espíritua de la ley con la que nos quieren obsequiar en 2010.

Con ella, se penalizaría la descarga a través de P2P. Aparte de eso, la Ministra ya ha fichado a Guardans (un tipo de CIU) para que empuje en Europa y consiga una directiva-torpedo, llamada así por lo rápido que pueden hundir lo que se les ponga por delante.

Se puede firmar una petición para echar a esta socia-lista de su nuevo trabajo y que vuelva a escribir guiones. No he visto si éstos son buenos o malos pero el de "Mentiras y gordas" parece, por lo que dicen, una "castaña y gorda".

martes, 14 de abril de 2009

El Premio

Paul Newman tiene una película en la que interpreta a un escritor que recibe el Premio Nobel de Literatura. El "efecto halo" predice que la percepción de la belleza se asocia a la bondad. En el caso del personaje que interpreta Paul Newman, el Nobel no duda en exponer su vida por una causa justa. Para ello se ve obligado a utilizar la violencia. Parafraseando el discurso machista español, "lo hace por nuestro bien", así que bienvenido sea. Si es premio Nobel, puede ejercer el monopolio de la violencia. Es más, el premiado debería tener derecho a escoger entre el dinero y la condecoración o la licencia para dar hostias en nombre del Bien.

En cuanto a los "malos", que son muy pero que muy comunistas, son también malos haciendo su trabajo, por lo que también se les puede aplicar el "efecto halo" . Son feos, malos e incompetentes. El halo lo engulle todo.

En aquella época en la que se rodó "El Premio" aún no existía el retoque digital y el director tuvo que recurrir a las "transparencias" que tanto usara Hitchcock. Toda la planificación fue un desastre, faltaban un montón de planos de Estocolmo que debieron ser sustituidos por las transparencias.

Al final de la película hay un gag bochornoso. El personaje de Newman descubre todo el complot, acaba con el malo, libera al verdadero Premio Nobel de Física y le da tiempo a recibir el Nobel de Literatura. El organizador de la ceremonia se lamenta de por qué debe siempre preocuparse tanto si al final nunca ocurre nada. ¡Nada! El espectador es cómplice de Paul Newman y sabe qué ha ocurrido pero entiende que no se puede ir a casa con mal sabor de boca. Al fin y al cabo, un par de hombres han muerto y la violencia no es políticamente correcta. Por eso, nos despedimos de la película oyendo a este viejo chocho decir que nunca pasa nada. Y nos acordamos entonces que todo el equipo de rodaje pudo haber vuelt a Estocolmo porque al director se le olvidaron unos planos.

martes, 7 de abril de 2009

Orquídeas y hostias

Queridos amigos y amigas,

la gente hace cosas extrañas para pasar su tiempo. Por ejemplo, buscar orquídeas en una sierra. Para los que están acostumbrados a hacerlo, buscar orquídeas es lo más natural del mundo. Otros buscan palabras, como el campeón de Scrable en castellano, cuyo sueño era poder "colocar" en una partida de Scrable la palabra "siguemepollo".
Durante esa travesía por la sierra, debemos hacer mención de dos personajes y medio que Mr Jimmy y yo, con gusto, incluiríamos en la colección de "personajes" de nuestro tiempo, junto a "metal teeth", el escocés de la isla de Skye, la borracha de la isla de Skye, y la isla de Skye en sí misma.
Estos dos personajes y medio son:

Un personaje y medio lo constituía una bióloga y su medio accesorio "robador de truenos" (steal someone´s thunder). Esta era pareja digna de formar parte del album. Soñé con que la bióloga se agachaba de cuclillas y se dirigía a nosotros para explicarnos... las causas de las muertes en una batalla napoleónica, y no la forma de los sépalos de la orquídea speculum speculum.
Soñé, sin querer, como si fuera Onetti en su "Juntacadáveres", que se colocaba las gafas de sol en la frente y hablaba sin parar en mitad de un campo sembrado de muertos por todas partes, donde ambos bandos reclamaban la victoria para sí.

Los franceses habían matado a 7.342 mientras que los ingleses sólo habían matado 114 menos. Como en la película de los Marx, vimos a Groucho haciendo pasar el ábaco con una bayoneta mientras recordábamos una frase de Berlin en "El erizo y la zorra", en boca de la bióloga, que hurgaba en una herida producida en el esternón por el disparo de un mosquetón francés. Decía la bióloga:


"Para Maistre el campo de batalla era la representación de la vida en todos sus aspectos y se burlaba de los generales que creían controlar de verdad los movimientos de sus tropas y dirigir el curso de la batalla. Sostenía que en pleno fragor de la batalla, nadie puede intentar siquiera decir lo que está sucediendo".

Sí, más o menos, aquella frase que aparece en Macbeth,

"Es un cuento
Relatado por un idiota,
lleno de Ruido y Furia,
Sin ningún significado".

Junto a la bióloga, una voz estridente que, más que robar el trueno, desquiciaba a los dioses. Era una chica menuda que decía cosas como:

"Claro, con una flor tan sexi, qué abejorro no va a querer hacer el amor" (refiriéndose a la orquídea speculum speculum).

Por encima de nosotros, mirando como lo haría un pastor, siempre aparecía la imagen de Manolo (el otro personaje para nuestra colección), con un cayado y unas gafas de sol que harían las delicias de la Brigada político social de Franco. Nos contó la historia de su abuelo. Un tipo que sufría las envidias de sus paisanos en el pueblo y que, debido a ello, fue injustamente denunciado justo después de la Guerra Civil. El abuelo de Manolo se echó al monte. Vivía de lo que le dejaban para comer algunas gentes del pueblo que reconocían por donde había estado (Manolo contaba que esto era normal porque la gente del campo aprende a leer señales de presencia humana). El abuelo partió a Badajoz donde buscó la protección de un Coronel de la Guardia Civil al que conocía. El Coronel se entrevistó con los falangistas que querían prenderle y le transmitió al abuelo que tenía que entregarse, que no le iba a pasar nada, que sólo sería un mes en la cárcel. Se entregó. Manolo nos contó que era sabido en el pueblo que el abuelo recibía cada día tres comidas sin falta:

- hostias para desayunar
- puñetazos para comer y
- palos antes de irse a la cama.

Manolo lo contaba con la misma gracia que seguro le hizo a su abuelo todo aquello. El asunto nos hizo reflexionar sobre un posible sketch en el que unos individuos llegan a un restaurante y piden:

Cliente #1- De primero nos va a traer, un par de desapariciones a la Pinochet, para estos dos... Y tú, ¿qué querías?
Cliente #2- ¿Tenéis ahogamiento a la Guantánamo?
Camarero- Sí, claro, lo quiere con perros merodeando o sin ellos
Cliente #2- Con perros, con perros, por favor...
Cliente #1- Yo también quiero una guarnición de deprivación sensorial al estilo Videla...
Camarero- Oh, sí, buena elección...
Cliente #1- ¿Tarda mucho en hacerse?
Camarero- Unos días... en unos días se cuece en su cabeza...
Cliente #2- ¿Y esto que tenéis aquí, privación de sueño a la Stalin?
Camarero- Está bien, pero hay que reservarlo con antelación... se tarda bastante en hacer...
Cliente #1- ¿Nos recomienda algo especial...?
Camarero- Sí, tenemos de postre unos desmembramientos de extremidades superiores... que están para chuparse los dedos...
Clientes#2: ¿No nos sentarán mal?
Camarero: Son fuertes pero merecen la pena...

viernes, 3 de abril de 2009

El trabajador como autor, según Sennett

Sennett escribe para que la gente ordinaria no pierda su dignidad y estima en favor del sistema que los engulle. Los neoliberales preconizan el individualismo pero la estructura que crean, la estructura de la democracia de mercado, contradice esa tan cacareada libertad. El sociólogo Sennett intenta devolver esa estima a través de incidir en los problemas de la producción fordista de cualquier bien actual. La gente termina perdiendo la conciencia de lo que construye porque no está construyendo nada en particular. Tiene un capítulo que leo ahora, titulado "conciencia material" que viene a expresar el sentimiento de autoría del obrero. Siempre se subraya el sentimiento de autoría del artista, como Homo Faber, como humano que construye y monitoriza sus resultados para mejorarlos. Sin embargo, Sennett se ocupa de postular al artesano como autor, como contribuyente anónimo al inmenso legado de la civilización. El artesano puede ser un programador de Linux, como en tiempo lo fue el alfarero. El autor tiene conciencia de lo que hace, por eso es autor o demiurgo. Hoy en día el trabajador/consumidor corre dos peligros: uno, como trabajador, lo enuncia Sennett y atraviesa casi toda su obra. Consiste en la fragmentación productiva del capitalismo que impide alcanzar "conciencia material" sobre lo creado. El otro peligro como consumidor es que contribuya involuntariamente a crear productos que no desea (a través de los índices de audiencia de las televisiones o las encuestas). También es víctima del expolio de la cultura colectiva de la que también es autor, y esto ocurre cuando las corporaciones se apropian obscenamente de esa cultura.

Comentario sobre "El artesano" (Richard Sennett)

Sennett se hace una pregunta para movilizar al lector: ¿qué resistencias encuentra el profesional de hoy para llevar a cabo su trabajo? Para responder Sennett plantea tres dilemas que relacionan la habilidad del oficio con la comunidad en la que puede crecer esa habilidad. Enuncio a continuación en forma de binomios los tres dilemas: cooperación/competencia, mano/mente, explícito/tácito.

En primer lugar, al ser el oficio algo que desarrollamos en una comunidad, esta comunidad necesita motivar a su personal. ¿Cómo hacerlo? Sennett habla de la experiencia comunista, la capitalista y una forma intermedia propia las fábricas japonesas. Valora por encima de todo el camino japonés.

En segundo lugar, el dilema mano/mente plantea el problema del desarrollo de la habilidad utilizando mediaciones tecnológicas. Pone el ejemplo del programa que utilizan los arquitectos, el CAD, para diseñar. Señala que esta aplicación impide el aprendizaje a través del dibujo a mano.

En tercer lugar, el dilema que surge en el aprendizaje entre el conocimiento tácito y el racional, entre la inteligencia ejecutiva (que diría José Antonio Marina) y nuestra inteligencia experiencial. Para explicarlo de otro modo, el individuo aprende a través de una dialéctica entre su experiencia y su análisis de la misma que dirige esa experiencia.

Para comprender mejor estas dificultades, Sennett desarrolla en los siguientes tres capítulos la historia de estos tres dilemas y cómo diferentes culturas le han puesto solución.

De cara a mi oficio, que es el de escribir, podríamos plantear tres preguntas. ¿Cómo es posible llegar a escribir bien si la escritura es tomada como un talento innato que se suele desarrollar en la soledad de un cuarto? El primer dilema de cooperación/competencia ha sido claramente definido por las instituciones capitalistas en favor de la competencia. El escritor triunfa y se motiva cuando escribe mejor que sus competidores. Esta es la idea social sobre el escritor. Esto, por supuesto, no es cierto pero hace sufrir a mucha gente, que, de paso, es idiota durante una época de su vida. Hasta que descubre lo que yo llamo la "falacia del autor" y que tiene que ver con la historia de la autoría y el individualismo.

El segundo dilema sobre la cuestión de mano/mente es curioso porque con la escritura quizás no se necesite escribir con la mano o sí. Esto ya no lo sé.

Es el tercer dilema el más interesante para un escritor y está relacionado con los otros dos pero especialmente con el tema de la cooperación. Aquí Sennett mezcla, en mi opinión, dos cuestiones. Por un lado, la forma de aprendizaje y por otra la evaluación de ese aprendizaje. De ahí que extraiga las siguientes conclusiones. Si uno cree que el aprendizaje es sólo un ensayo y error que va dejando un sedimento que los talentosos saben utilizar, entonces no tiene sentido dirigirse a uno mismo a través de un análisis. Los escritores no pueden mejorar sino sólo cultivar aquello que ya desarrollan a través de su inspiración y su instinto. Además, el escritor trabaja con un objeto que tiene dos características muy peculiares: el lenguaje es el conocimiento tácito por excelencia (por tanto es un misterio difícilmente evaluable). Además, el lenguaje es intangible. No se puede trabajar con las manos. Por eso, el escritor echa de menos coger las palabras y manejarlas como haría un artesano. Recuerdo la forma de escribir de Robert Dahl porque se parecía a un artesano con unas tenazas y un martillo, las palabras al rojo vivo, etc. Siempre he buscado conocimiento sobre esto.

viernes, 27 de marzo de 2009

¿Proceso de desfranquización?

Hace poco que he visto una película titulada "Taking sides" ("Requiem por un imperio"). Trataba sobre una cuestión bastante poco conocida en España: el proceso de desnazificación de la sociedad alemana que tuvo lugar tras la Segunda Guerra Mundial.

Este proceso pretendía depurar la sociedad germana de todo rastro del nazismo en las instituciones y la vida pública. La película funciona por inducción, presentando un caso particular que el espectador tiene que generalizar. El caso expuesto es el Furtwängler, el director de la Filarmónica de Berlín durante el apogeo del nazismo.

Tras la caida de Hitler, los estadounidenses interrogaron a este señor para revelar hasta que punto se había comprometido con los nazis y si su comportamiento exigía un castigo, un proceso de depuración.

En primer lugar, uno piensa en lo complicado que es demostrar esto.
En segundo, en las razones que tenía este individuo, los motivos.
En tercero, en si el juez, en nombre de los EEUU, estaba libre de pecado para tirar la primera piedra.
En cuarto, en si podemos considerar que el franquismo también produjo una sociedad que había que purgar.
En quinto, supuesto que la purga habría de habere hecho, la pregunta es cómo.
En sexto, si juzgamos al director de orquesta, ¿a quién no tenemos que juzgar? ¿A un electricista?¿A un albañil?¿A un contable? ¿Puede un bombero enfrentarse a Hitler y apagar el fascismo con la ayuda de una conspiración bombera?

La película destila unos tonos morales grisáceos, que intentan esquivar el torpe maniqueísmo. El propio interrogador cae en una contradicción cuando se comporta como un depurador incorruptible que piensa en su deber moral de arrasar todo lo relacionado con el nazismo. Él se toma a sí mismo en lo moral como un metrro de platino iridado. Sin embargo, ¿deberíamos poner en fila en estos días a un montón de estadounidenses y depurarlos después de que hayan crecido en un sistema que premia la codicia y la especulación por encima del derecho a una vida digna de sus congéneres? ¿Tenemos todos la culpa de la espiral de la especulación inmobiliaria, como un día me sugirió Pico? ¿Da igual si eres el director de orquesta que el segundo violinista? ¿Todos hemos contribuido a esto de la misma manera?

Los estadounidenses llegaron a la zona de ocupación que les tocaba en Alemania y descubrieron los millones de cuerpos exangües de los campos de concentración. Se puso de moda llevar a los alemanes a estos campos para que miraran a punta de pistola las montañas de cuerpos que las excavadoras barrían hacia fosas comunes. ¿Se imaginan a nuestros hijos llevando a rastras a los constructores de la costa, a los especuladores de la vivienda, a los banqueros con campos de golf a mirar, a punta de pistola, la herencia de nuestra querida España, esa España mía, esa España nuestra?

Ni siquiera los alemanes, algunos alemanes, estuvieron de acuerdo con el proceso de desnazificación producido. En los sesenta, un movimiento universitario cuestionó la propia institución y la acusó de estar plagada de antiguos nazis. También ponía en duda el llamado milagro alemán económico que siguió a la guerra. Algunos de estos jóvenes siguieron el dictado de sus conciencias y pasaron a la lucha armada. Esta historia es relatada en "RAF, Fracción del Ejército Rojo", una película de Uli Edel que explica quiénes eran realmente la banda Baader-Meinhof. También hay otra película de varios autores alemanes, "Alemania en Otoño" y una más de Fasbinder, titulada "El honor perdido de Katerina Blum". Todas ellas en relación con las acciones violentas de la RAF.

El proceso de desnazificación nos permite reflexionar sobre hechos similares en la Historia. Para la izquierda radical, ese proceso no existió y los nazis, muchos de ellos, continuaron dominando la vida pública. Nos preguntamos si era posible desnazificar las instituciones de la manera en que quería la RAF o las Brigadas Rojas en Italia. Miremos hacia Irak y la chapuza del Gobierno Bush. Muchos son los ejemplos con los que el Gobierno de EEUU intentó establecer paralelismos entre la guerra de Irak y la Segunda Guerra Mundial.

Pero está claro que son ardides bastante toscos. En Irak, también pusieron en marcha un proceso de "desbaazificación" (el Baaz era el partido único del régimen de Hussein) que no se parecía a su antecedente histórico. Como explica Naomi Klein, la doctrina neoliberal no pretendía deesbazificar para purgar ideológicamente a los iraquíes, sino que se trató de una estrategia para cambiar la economía del país y acabar con el Estado. Echaron a todo el funcionariado y a los obreros de las fábricas, que fueron abandonadas. No existió nada parecido a un Plan Marshall. Además, cuando comenzaron las revueltas de toda la ciudadanía alienada de sus medios de producción, los americanos pusieron al frente de la policía a antiguos oficiales del ejército de Sadam, precisamente los que más ideologizados estaban.

Un último detalle. Furtwängler le dio la mano a Hitler en un concierto. Se puede ver en la última imagen de la película que he citado, donde se recoge la película filmada de ese concierto y cómo Hiltler se adelanta hasta el escenario y alarga su brazo buscando la mano del director. Este se aproxima y sus manos se estrechan. Un acontecimiento improbable: el Führer felicitando a un artista en público. Después el plano medio se cierra (gracias al tratamiento digital posterior de la película moderna, no de la antigua) y podemos observar cómo Furtwängler se pasa un pañuelo de la mano izquierda a la derecha, ¿para limpiarse quizás el sudor del Führer? ¿Para lavarse simbólicamente? ¿Qué impotancia tiene esto?