martes, 25 de agosto de 2009

Denuncia de espionaje. Circulan películas de gente anónima.

No sé si usted ha muerto ya, señor Glenn Ford, pero quería decirle que he encontrado esta tarde una película que circula por ahí sobre usted. Alguien le ha estado espiando y ha grabado imágenes suyas en blanco y negro. Después las ha editado y les ha puesto un título, "The big heat" (en España también circula esta película con el nombre de "Los sobornados"). Han cambiado su nombre en la pantalla. Seguramente para evitar que la gente pueda reconocerle. En esta grabación usted se llama Dave Bannion.

Quería advertirle porque yo no sé si usted está al tanto.

Sr. Ford: Me interesó mucho su forma de actuar, de tomarse la justicia por su mano en esta grabación. En ella, usted aparece como un policía que investiga homicidios. Se lo digo porque es posible que usted haya vivido muchas cosas, y como no sabe qué han grabado de usted, yo le recuerdo qué cosas aparecen, con la intención de ponerle tras la pista y denunciar a estos individuos. Estos tipos no se conformaron con poner cámaras en su trabajo sino que también lo hicieron en su casa. Es increíble que usted no se haya percatado.

Olvidando que le están espiando, quería escribirle para subrayar que su forma de actuar, como ya he dicho, me ha obnubilado. Y no es fácil obnubilarme. Usted investiga un crimen cometido por las fuerzas del orden, que deberían cuidar de nosotros y están todos corruptos.

Usted no cree en el sistema y hace bien. Las instituciones están podridas. La única vida feliz puede darse en el propio hogar. A usted se le ve muy feliz en su casa, con su mujer haciéndole la comida, su hija haciendo castillitos (en la película le han puesto a las imágenes de su hija música infantil y desefadada) y usted disfrutando de una nevera enorme y unas comodidades grandiosas. Vive usted inmerso en una sociedad que nosotros envidiamos desde aquí. Cuando digo sociedad, me refiero a ustedes, a los que viven en sus hogares con sus mujeres. El poder instituido es otra cosa. Ellos son basura.

Como el poder está corrupto, lo único que puede hacer usted es tomarse la justicia por su mano. Siento mucho que mataran a su mujer con esa bomba en el coche que iba dirigida a usted. Ellos querían matarle porque usted es puro. Pero usted supo cómo reaccionar. Les puso claras las cosas a sus jefes. Entregó su placa y pasó a la clandestinidad, porque sólo desde ella se podía defender aquello en lo que usted creía. Tiene usted fe y sabe usted que hay que seguir los instintos de uno hasta hacer justicia, aunque esos instintos sean contra todo lo establecido.

Es usted un tipo de derechas, de las derechas más convencidas. Que cree en lo que hace y que piensa que el individuo está por encima de cualquier organización comunista o socialista. Usted persigue la libertad y quiero alabarle por ello.

En un partido político de mi país, el Partido Popular, también están sufriendo las consecuencias de los espionajes indiscriminados del poder. Si usted estuviera aquí, cogería a sus amigos e iría a ponerles las cosas claras a todos esos corruptos. Pero mi país es diferente.

Señor Glenn Ford, gracias por mostrarnos a todos el camino aunque haya sido a través de una grabación ilegal.

No hay comentarios: